Vals es una pequeña localidad suiza ubicada en el Cantón de los Grisones que vive del turismo alpino. Prácticamente ninguna casa de este pueblecito supera las cinco alturas, pero pronto tendrá el privilegio o la desgracia, según se mire, de tener su propio rascacielos, una torre de cristal de 381 metros.

Vista actual de Vals. Foto: 7132 Vals Resort

El edificio, denominado Torre 7132 formará parte del complejo turístico 7132 Vals Resort, pero la elección del proyecto ha estado rodeada de mucha polémica. La torre es obra del estudio de arquitectos Morphosis, con sede en Los Ángeles. Poco después de que se anunciara el ganador, el jurado de cinco miembros publicó un comunicado a través de la Sociedad Suiza de Ingenieros y Arquitectos en el que se desvinculaba completamente de la decisión de adjudicar el proyecto a Morphosis.

La razón salta a la vista. El edificio, aunque bonito en su concepción, va a traer mucha cola por su enorme altura respecto al resto de edificios del valle de Vals. La torre de 381 metros es muy fina y está completamente recubierta de cristal que refleja la imagen de su entorno. Cada planta albergará una única habitación panorámica para un total de 107 habitaciones. Además tendrá bar, restaurante, una zona comercial compartida con el pueblo y un bar con vistas en la última planta para un total de 53.000 metros cuadrados.

El Spa, de hecho, se reformó en 1996 con un edificio ideado por el arquitecto suizo Peter Zumthor, y perfectamente integrado con el entorno. No puede decirse lo mismo de este nuevo proyecto cuya inauguración está prevista para 2017. [Morphosis Architects vía Dezeen]

Fotos: Morphosis Architects

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)