Foto: Lee Jin-Man / AP Images.

Lee Jae-young, vicepresidente y futuro heredero de Samsung, ha sido arrestado bajo las acusaciones de perjurio, malversación y soborno personalidades del gobierno de Corea del Sur.

Lee está envuelto en un escándalo de corrupción tan grande que incluso podría involucrar a la presidenta de la nación, Park Geun-hye. Las autoridades del país llevan más de un mes intentando encarcelar al vicepresidente del Grupo Samsung, pero el tribunal del distrito central de Seúl había rechazado la primera petición de la fiscalía.

Advertisement

Sin embargo, después de una audiencia en los tribunales que duró un día completo, el ejecutivo de 48 años de edad ha sido arrestado. Según reporta Reuters, un juez involucrado al caso comentó:

“Estamos al tanto de la causa y tenemos todo lo necesario para realizar el arresto, incluyendo evidencia adicional.”

Lee Jae-young es hijo del magnate Lee Kun-hee y dirige la compañía desde que su padre sufriera un ataque cardíaco en el año 2014. Al heredero de Samsung se le acusa de haber pagado 37 millones de dólares a varias organizaciones relacionadas a Choi Soon-sil, un amigo cercano de la presidenta surcoreana, con el propósito de influenciar al gobierno para que apoyara la fusión de dos divisiones de la compañía.

Advertisement

Samsung, al momento de redactar estas líneas, no ha realizado ningún comentario al respecto del arresto. [vía Reuters]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.