La imagen animada sobre estas líneas debería por sí sola responder la pregunta que plantea el titular: no sucede nada bueno. El sodio es uno de los metales más reactivos que existen y su contacto con el agua puede ocasionar resultados bastante destructivos, y si no creen pregúntele a estos dos científicos locos.

Grant Thompson, un apasionado de la ciencia con ideas poco tradicionales (y bastante alocadas) ha llamado a aquel hombre que arrojó mercurio líquido en un váter para ver qué sucedía. La idea era complacer a uno de los seguidores de su canal que le pidió que comprobase qué sucedía al arrojar sodio en este sillón sagrado. No puedo dejar de recordar que esto no deben hacerlo en casa, jamás. Es extremadamente peligroso.

Advertisement

Advertisement

Los “expertos” comenzaron arrojando un pedazo bastante pequeño de sodio al tazón del váter y después un bloque de madera. Apenas la presión de la madera al entrar en contacto con el sodio fue suficiente para disparar el bloque al aire. Pero después las cosas se pusieron más interesantes.

Cuando intentaron bajar la cadena después de arrojar un poco más de sodio la reacción fue humeante y con algo de chispas. Pero para el gran final los investigadores decidieron arrojar una gran cantidad de sodio, y el resultado al bajar la cadena fue la completa destrucción del váter. Afortunadamente nadie salió herido, más allá del pobre inodoro que sobrevivió a su experiencia previa con mercurio para terminar destruido de esta forma. Podríamos decir que sirvió y murió con honores.

La lección del día es: no juegues con sodio, es muy peligroso. [vía Grant Thompson (YouTube)]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.