Los drones se están revelando como una inestimable herramienta para videocreación en las manos adecuadas. Tras mostrarnos su capacidad para los interiores en el Grand Palais de París, ahora nos toca disfrutar de un relajante día de surf, en este estupendo vídeo rodado en California.

La rompiente de Santa Cruz probablemente no sea muy convencional, y las aguas de su playa no son las más libres de algas, pero el vídeo rodado por Eric Cheng tiene un encanto especial, y un puñado de encuadres que serían imposibles sin la ayuda de los drones. El vídeo ha sido grabado con una GoPro Hero 3 instalada bajo un cuadricóptero DJI Phantom. Esperamos que disfrutéis el paisaje. [Eric Cheng]