En 2013, el último grito en transporte es el Hyperloop, pero hace 124 años, los ciudadanos de París se maravillaban ante el último avance de la ciencia: las aceras móviles. La ciudad de las luces estrenaba ese singular medio de transporte con motivo de la Exposición Universal de 1889.

En 1900, la editorial estadounidene R.S Peale publicaba la primera edición del libro Paris Exposition Reproduced from Official Photographs. Aparte de criticar sistemáticamente la manera de construir, organizar, y gestionar la exposición que tenía el gobierno francés, el libro recoge una maravillosa serie de fotografías en las que se aprecian estas aceras mecánicas de principios de siglo.

Advertisement

Las aceras formaban parte de las instalaciones de la Exposición Universal como lo era, por ejemplo, el Grand Palais. El sistema cubría un recorrido cuadrado de casi cuatro kilómetros y medio entre La Avenida de las Naciones, el parque conocido como Campo de Marte, y el Palacio Nacional de los Inválidos.

La acera estaba elevada casi diez metros sobre el nivel de la calle y proveía a los viandantes de unas vistas inéditas de París. Su velocidad máxima era de 9 kilómetros por hora, bastante lejos de los 1.100 que quiere alcanzar Elon Musk con el Hyperloop. Hablando de hombres adelantados a su tiempo, al final de las fotografías tenéis un vídeo de la acera parisiense rodado en origen por el mismísimo Thomas A. Edison.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)