La NASA trabaja en un nuevo sistema de exploración espacial que tiene pensado lleve a los astronautas mucho más allá de la órbita terrestre. En el vídeo bajo estas líneas muestra el proceso de fabricación y algunas pruebas de los nuevos propulsores que llevarán estos cohetes.

Tienen un diseño modular con dos motores diferentes, de hidrógeno y oxígeno líquido. De esta manera podrán cargar entre 70 y 130 toneladas métricas dependiendo de su configuración. El primer lanzamiento de este tipo de cohetes está planeado para el 2017. [vía NASA]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)