Desde finales de la década de 1950 los registradores de vuelo, mejor conocidos simplemente como “cajas negras”, han ido formando parte de básicamente todos los vuelos comerciales y militares en el mundo. Estas son cajas indestructibles que registran toda la actividad de un vuelo. Pero, ¿qué hay dentro de ellas?

Han pasado unos 60 años desde que llegaron las primeras cajas negras al mundo, y desde entonces estas han evolucionado hy su tamaño se ha ido reduciendo considerablemente. Para hacernos una idea, así han sido las cajas negras de aviones comerciales desde hace un par de décadas:

Pero hoy en día su tamaño se ha reducido debido a que la tecnología en su interior ha pasado a basarse simplemente en usar microcircuitos de memoria flash.

Advertisement

Advertisement

En general las cajas negras son prácticamente indestructibles. Pueden soportar temperaturas de hasta unos de 980 grados Celsius y fuerzas de más de 3400 G.

Pero los chicos del canal de YouTube What’s Inside (sí, los mismos que abrieron la cascabel de una serpiente muerta para ver qué la hacía sonar) han querido ver en persona qué hay en el interior de estos instrumentos de navegación, y al hacerse con uno y literalmente cortarlo por la mitad, esto se han encontrado:

La caja negra pertenece a un avión caza Mirage 2000 fabricado por la compañía aeronáutica francesa Dassault, y en su interior cuenta con simplemente un chip de memoria flash que está diseñado y programado para grabar el registro de vuelo, conversaciones entre los pilotos y la actividad en la cabina. Todo, con la intención de ayudar a resolver los misterios en torno a un accidente o tragedia.

Sponsored

Más allá del chip la caja negra cuenta con una capa de metal bastante gruesa en su exterior, y en su interior diferentes capas de materiales diseñados para hacerla indestructible y no le suceda nada a la información que lleva.

En el vídeo puedes ver cómo la abren a partir de aproximadamente el minuto 5:30. Antes de eso los responsables del canal se dedicaron a arrojar la caja negra desde un helicóptero para ver qué tan bien resistía la caída. Todo sea por la ciencia. [vía What’s Inside (YouTube)]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.