Hoy sale a la venta el iPhone 6S en los países que forman el grupo de cabeza en la distribución del nuevo terminal Apple, pero los técnicos de iFixit ya han destripado una unidad para satisfacer la curiosidad de todos. Así es por dentro.

La autopsia es doblemente interesante porque el iPhone 6S es prácticamente idéntico a su predecesor. Todas las diferencias están dentro, y empiezan por el habitáculo de la batería, que ha cedido parte de su espacio para albergar el motor háptico que alimenta la pantalla 3D Touch.

La batería es un poco más pequeña que en el modelo anterior. Por lo demás, el ensamblaje es el mismo, aunque se ha puesto más cuidado en que la pantalla esté mejor sujeta. Probablemente se deba a que es más pesada. El sistema de respuesta a la presión eleva el peso del módulo de la pantalla hasta los 60 gramos.

Advertisement

Aunque la cámara y el botón home se han renovado, sus componentes no parecen distintos a los del anterior iPhone. La Autopsia por fin ha revelado que el iPhons 6S ha elevado la memoria RAM a los 2GB. El chip, por cierto, está fabricado por Samsung. El chip de memoria para almacenamiento lo firma Toshiba.

La nota final de iFixit en cuanto a reparabilidad es de 7 sobre 10. La pantalla es lo primero que sale, lo que facilita mucho el cambiarla por otra. En cuanto a la batería, unas pequeñas palancas permiten extraerla sin dificultad y no lleva adhesivo. Podéis ver todo el proceso en la web de iFixit. [vía iFixit]

Fotos: iFixit

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)