Valve ha fabricado solo 300 unidades beta de su consola Steam Machine, pero los responsables de iFixit han andado muy vivos, y han conseguido hacerse con una para someterla a su particular disección. El veredicto no puede ser más positivo: buenos materiales en un dispositivo casi pensado para ser abierto y manipulado.

Por supuesto, es muy posible que la versión definitiva de Steam Machine que llegue a las tiendas no sea tan amigable. Al fin y al cabo esta es una beta diseñada para ser probada hasta la saciedad, tanto en hardware como en software.

Los componentes internos de la Steam Machine no son muy exclusivos. La mayor parte son dispositivos comerciales sencillos de localizar, como una placa base Mini ITX, la memoria Crucial Ballistix, la enorme gráfica GeForce GTX o la unidad de almacenamiento Seagate en SSD que, por cierto, es una bestia de 1TB.

Advertisement

Los controles del mando y de la propia consola son probablemente los componentes más elaborados y poco comunes del equipo. La nota final de iFixit es de nueve sobre diez en reparabilidad. Casi perfecta. [iFixit]