El primer transbordador espacial de la NASA no alcanzó la órbita terrestre hasta 1981, pero el vehículo ya llevaba más de doce años en desarrollo. En ese tiempo, la agencia realizó decenas de modificaciones, algunas para mejorar su diseño, otras por problemas de presupuesto. Esta es su evolución.

La división de diseño aeroespacial de la NASA comenzó a dibujar los primeros conceptos de transbordador en 1970. Los esquemas a continuación muestran la evolución de esos diseños. Cada concepto está numerado y muestra la fecha en la que se creó.

Advertisement

Uno de los mayores cambios fue el salto de las alas convencionales, propuestas por el diseñador de Mercury Aerospace Max Faget, hacia unas con forma de delta. También se abandonó la idea de dotar al transbordador de múltiples cohetes reutilizables para ayudar en su reentrada en la atmósfera. A cambio, se dotó a la nave de cohetes desechables como los que se conocen en la actualidad.

La versión 040C introdujo asimismo el concepto de tanque de combustible externo. Aunque se hicieron muchas otras pruebas de diseño posteriores a esta versión, la 040C fue la que finalmente se propuso a Lockheed, McDonnell-Douglas, Grumman y North American Rockwell para su desarrollo final. En marzo de 1972 se dio el visto bueno definitivo para comenzar la producción de la primera de estas míticas naves.

Imagen de portada: Rockwell Aerospace, vía Simotron.