Ser astronauta no es un trabajo sencillo. Mientras en la Tierra celebrábamos la Navidad, dos astronautas salieron al espacio a 420 kilómetros de altura para reparar un módulo de la Estación Espacial Internacional (ISS). Fue el pasado 24 de diciembre y la misión ha sido todo un éxito. La NASA ha publicado ahora un interesante resumen en imágenes del paseo espacial.

La lentitud con lo que ocurre todo en estas misiones revela su verdadera dificultad. Cualquier error puede ser fatal. Es la hostilidad del espacio exterior frente a la fragilidad del ser humano. Los astronautas Rick Mastracchio y Mike Hopkins necesitaron en total siete horas y media para reemplazar una válvula defectuosa del sistema de refrigeración de la ISS.

Advertisement

La válvula reemplazada controla el flujo de amoniaco dentro del sistema de radiadores y refrigeración de la estación. Combinado con el sistema de refrigeración de agua, es lo que elimina el exceso de calor y hace habitable el interior de la ISS. Debajo puedes ver un resumen en vídeo del paseo espacial. Gravity en versión 100% real. [vía NASA]

Foto: NASA