Desde hace años los drones pasaron a formar parte del arsenal armamentístico y de inteligencia de las Fuerzas Armadas en muchos países. El aterrizaje de uno de estos enormes drones requiere de mucho espacio, por lo que Boeing y los Marines diseñaron un sistema para hacerlos aterrizar usando solo una cuerda.

El Cuerpo de Marines de los Estados Unidos ha publicado un vídeo de pruebas de uno de sus drones militares en el que muestran al detalle cómo funciona el sistema para detener UAVs (vehículos aéreos no tripulados) en pleno vuelo usando una cuerda. Esto permite hacer que los drones desciendan a Tierra sanos y salvo en el menor espacio posible, eliminando la necesidad de utilizar pistas de aterrizaje para estos drones que suelen medir varios metros de ancho.

Advertisement

El sistema fue diseñado por Boeing Insitu para su dron militar RQ–21 Blackjack (que mide 5 metros de punta a punta y pesa unos 60 kilos), y consiste en una cuerda colocada en vertical en una grúa que al chocar con el ala del dron esta lo sujeta y queda atrapado. Cada uno de estos drones cuesta 4 millones de dólares, por lo que fallar al aterrizar puede salir muy caro.

Al eliminar la necesidad de una pista de aterrizaje permite que los drones puedan aterrizar en espacios muy limitados, como la superficie de un edificio en medio de una ciudad, o sobre una embarcación. De igual forma, los drones pueden despegar usando una catapulta.

Advertisement

El RQ–21 Blackjack lleva en servicio desde 2014, formando parte de la flota de drones del Cuerpo de Marines y de la Armada estadounidense. [Aviation Buzzword vía Popular Mechanics]

Un RQ–21 A aterrizando sobre el USS Mesa Verde con el sistema basado en una cuerda. (Imagen: Wikimedia Commons)