La posibilidad de instalar bloqueadores de contenido tipo Adblock Plus es una de las novedades más polémicas de iOS 9. Eliminan la publicidad, los scripts de seguimiento y otros elementos de las páginas webs que pueden ralentizar la navegación y consumir muchos recursos. Esto es lo que tienes que saber.

Qué hacen exactamente

Antes de explicarlo, un pequeño preámbulo. La inmensa mayoría de los sitios web que ofrecen contenido se mantiene con ingresos por publicidad. También las plataformas intermedias, como Google. (De hecho la propia Google ha estado enseñando a los desarrolladores web cómo saltarse los bloqueadores de anuncios de iOS 9). Apple también tiene una plataforma para vender anuncios, pero no se verá afectada porque funciona a través de las apps nativas.

Advertisement

Dicho esto, tienes que saber que los nuevos bloqueadores de contenido funcionan directamente en Safari. No son navegadores independientes como Adblock Browser. Se trata de las primeras extensiones con las que Apple permite que se modifique el comportamiento del navegador. Van eliminando código de las páginas mientras navegamos con el navegador de siempre.

Teóricamente no se centran en eliminar publicidad sino en acelerar la navegación en general. Bloqueando aquellos elementos que vuelven lenta la carga de páginas webs: cookies, pop-ups, Javascript de seguimiento... En general, todo el contenido que —en muchos casos— podríamos considerar indeseable.

Los beneficios de estos bloqueadores se magnifican cuando estamos en el móvil: no sólo nos permiten navegar más rápido y gastar menos recursos, también ahorran datos móviles y batería. Lo notaremos en los dispositivos con menos RAM.

Cómo activarlos y configurarlos

Los nuevos bloqueadores de contenido para Safari se pueden descargar directamente desde la App Store. Crystal, Blockr o 1Blockr son algunas de las soluciones que ya están disponibles en iTunes.

Advertisement

Aunque generen un icono en la pantalla de inicio, pasa como con los teclados de terceros: no pueden activarse solos y hay que hacerlo manualmente desde el menú de ajustes. Todos se activan de la misma forma: hay que ir a Ajustes > Safari > Bloqueadores de contenido y deslizar el interruptor correspondiente. Y ya está, mientras tengamos eso activado estaremos navegando sin banners de publicidad.

Muchas aplicaciones ofrecerán “listas blancas” para que podamos permitir publicidad en determinados sitios webs. Esto es útil si no queremos dejar sin esa fuente de ingresos a algunas de nuestras webs favoritas, o si la página funciona incorrectamente con el bloqueador activado. Para configurar las whitelists habrá que ir a los menús de configuración de la app correspondiente, dentro del icono que se descarga en el escritorio.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)