El meteorito de Chelyabinsk, el mayor impacto en la superficie de la tierra desde hace 100 años, ha dejado a su paso centenares de heridos y varios desperfectos (fundamentalmente cristales rotos en las poblaciones cercanas). Ahora las autoridades han encontrado algunos de sus fragmentos en el lago Chebarkul y también a unos 80 kilómetros al norte de Chelyabinsk.

La foto muestra el agujero dejado por el impacto de uno de los fragmentos en la superficie del lago helado. Según las autoridades hay también fragmentos del meteorito esparcidos por los alrededores, incrustados en el hielo. La Academia Rusa de la Ciencia estima que el meteorito pesaba unas 10 toneladas y entró en la atmósfera a una velocidad cercana a los 53.000 kilómetros por hora. Se desintegró muy cerca de la superficie, a unos 28 kilómetros de altura.

Advertisement

Este meteorito no tiene ninguna relación con 2012 DA14, el gran asteroide que en estos momentos está pasando muy cerca de nuestro planeta, a una distancia menor de la que separa la superficie de algunos de nuestros satélites artificiales.