Así llamaban en broma los empleados de Apple al iPhone 5S dorado: "The Kardashian Phone". Según Nick Bilton, del New York Times, los empleados de Apple se referían al iPhone 5S dorado en broma como el móvil de Kim Kardashian, la presentadora y celebrity estadounidense conocida por sus reality shows y famoseo rancio. Poco Apple, vaya. Kardashian de hecho se hizo un iPhone 5 dorado a medida (en la foto), por lo que de ahí en parte la broma. Una prueba de que incluso a los empleados de Apple lo del iPhone dorado-oro-champagne no les acababa de encajar. Gold is best.