Los entusiastas del billar saben lo difícil que puede ser lograr un primer tiro perfecto en una partida de billar americano. Si tenéis curiosidad por saber qué aspecto tiene la apertura ideal, la tenéis sobre estas líneas. Eso sí, olvidáos de llegar nunca a este nivel de perfección. Sólo es posible a nivel teórico.

La imagen pertenece a una simulación matemática realizada por Jim Belk, y es imposible sencillamente porque contempla que todas sus variables sean ideales. Las bolas son perfectamente redondas y pesan todas lo mismo, el tapete de la mesa no tiene fricción y es perfectamente liso. Finalmente, la distancia entre las bolas es la misma, y el tiro es perfecto en trayectoria y velocidad.

Bajo esas condiciones ideales, las bolas se separan en esta precisa forma. En la realidad, por supuesto, las variables que intervienen son tantas que a veces nos sale algo parecido, y otras no damos taco con bola. En realidad no importa que nunca lleguemos a nada como este modelo matemático. Al final, las pequeñas imperfecciones son las que hacen a estos juegos divertidos. [Math Overflow]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)