Lo que ves en la imagen es un robot real, uno de los más avanzados del mundo en desactivación de explosivos y, afortunadamente, un maniquí cargado de explosivos falsos. Eso sí, las bombas son exactamente igual que las reales, solo que sin carga. La situación debe calcar una amenaza real. Así es como ensayan los robots.

La imagen pertenece a uno de los ejercicios de pruebas realizado estos días en el conocido como “Robot Rodeo” organizado por la firma Sandia National Laboratories (Sandia Labs), subsidiaria del gigante de defensa Lockheed Martin. Esta empresa trabaja exclusivamente en materia de seguridad nacional y energía para el gobierno de EE.UU. Su principal objetivo de hecho es desarrollar y probar los componentes no nucleares de las armas nucleares, aunque también tiene otros proyectos de investigación y desarrollo como probar y ayudar a mejorar robots antiexplosivos.

Advertisement

El Robot Rodeo es una reunión anual en la que participan varios cuerpos de seguridad en EE.UU. de todos los niveles, desde departamentos de policía locales a expertos en explosivos de unidades nacionales. El objetivo es recrear situaciones de peligro de la forma más real posible, desde amenazas terroristas a desactivación de explosivos. Es entonces cuando los robots y sus operarios entran en acción. Estas imágenes muestran algunos de los modelos utilizados, entre los más avanzados en desactivación de explosivos y, pese a no ser una situación real, la palpable tensión del momento. [vía Sandía Labs]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)