Los micrófonos llevan integrados en portátiles y (algunos) ordenadores de escritorio desde hace bastante tiempo. Sin embargo, en Windows 10 es bastante habitual que Cortana no los reconozca y por tanto no se active por defecto debido a que algunos no tienen la calidad suficiente. Las buenas noticias: es sencillo solucionarlo. El proceso en realidad es bastante simple, tal y como recoge Sean Hollister en este post, Microsoft ha preferido dejar desactivada la opción por defecto en aquellos equipos para los que no esté 100% seguro que Cortana va a funcionar de manera impecable.

La solución es tan sencilla como activarlo manualmente en cada caso. Windows 10 lanzará un aviso antes de que el micrófono no está diseñado para ser utilizado con Cortana pero podemos ignorarlo sin problemas.

Advertisement

Sólo hay que ir hasta Ajustes, accesible a través de la barra lateral del menú que se abre cuando pulsamos en Cortana y activarlo manualmente. Podemos incluso activar el “Hey Cortana” que activará manualmente el asistente utilizando solo la voz. Simple y rápido.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)