Una persona pasea por la calle hablando por su celular. De repente, alguien le quita limpiamente el smartphone de las manos. Otra persona choca contra él en la confusión. Visto y no visto. El robo se ha perpetrado tan rápido que hay que verlo en cámara lenta para entender lo que ha pasado.

El vídeo en cuestión fue obtenido a finales del año pasado en Sao Paulo Brasil, pero no es exclusivo de esta ciudad ni mucho menos. Un año después, el modus operandi de este tipo de bandas sigue siendo el mismo.

El ladrón nunca actúa solo. Tan solo es el que tira del smartphone y se retira hacia un lado. Mientras tanto, un cómplice choca con la víctima y otros la distraen señalando en otra dirección. Mientras el infortunado transeúnte mira a su alrededor, los miembros del grupo van desapareciendo entre la multitud.

Como siempre, la mejor prevención contra este tipo de asaltos es no hablar por el móvil mientras caminamos, sobre todo si atravesamos zonas muy concurridas. Es mejor retirarse hacia una pared o esperar a que estemos descansando en una terraza si estamos de vacaciones. Lo mismo aplica a llevar la cartera en el bolsillo trasero del pantalón. [vía LiveLeak]