Los nuevos Triple-E de Maersk son los barcos de mercancías más grandes y eficientes del mundo, auténticos gigantes capaces de transportar 18.000 TEUs (equivalente a un contendor estándar) en cada viaje y con más de 400 metros de eslora. Serán la columna vertebral del transporte de mercancías durante la próxima década y aunque pueden navegar a una velocidad de 25 nudos Maersk los operará a la mitad de velocidad. Esto hará más lentos los tiempos de transporte pero permitirá ahorrar un 50% de consumo en combustibles y emisiones de CO2.