El campo magnético terrestre se debilita, y la Agencia Espacial Europea quiere saber más sobre esa anomalía. Para ayudarnos en esa labor ya contamos con la inestimable colaboración de tres satélites llamados SWARM (enjambre). Los SWARM se han lanzado hoy mismo, 22 de noviembre, desde el cosmódromo ruso de Plesetsk.

La operación no ha estado exenta de tensión. Los satélites iban a bordo de un cohete ruso Rockot. Varias partes del sistema de lanzamiento están adaptadas de antiguos misiles nucleares soviéticos y desde 2011 han fallado varias veces.

Advertisement

Afortunadamente, todo ha ido bien. Los tres satélites se han separado con éxito del módulo de lanzamiento mediante unos muelles que los han lanzado en diferentes trayectorias para que no se rozaran al desplegarse. Si quieres ver una espectacular visualización 3D de cómo ha sido ese procedimiento en todo su esplendor, no te pierdas este vídeo.

Hora y media después del lanzamiento, los tres SWARM comenzaban a emitir desde sus órbitas. Ahora es cuando los científicos que estudian el campo magnético de La Tierra se ponen a los mandos. [vía ESA y Materia Ciencia]