Planetas y galaxias pasan ante nuestros ojos mientras vamos leyendo quienes están detrás de Star Trek: Into Darkness. Los títulos de crédito de la última película de la saga parecen relativamente sencillos, pero ocultan un trabajo colosal de edición y modelado 3D. Este vídeo nos lo cuenta.

Los propios responsables de los efectos visuales, una compañía llamada Video Copilot, son nuestros cicerones a lo largo de este viaje a lo más profundo del modelado, la iluminación y los efectos atmosféricos.

Parte del vídeo explica también el uso del plugin Element 3D creado por la propia compañía. Sólo por la cantidad de horas de Adobe After Effects que hay en la secuencia que da inicio a la película, no les tendremos en cuenta la publicidad. Se merecen darse un poco de autobombo. [Video Copilot]