Diseñar una estación espacial plantea más de un desafío. Uno de ellos aprovechar el espacio disponible. Aunque la ingravidez elimina la limitación de estar atado al suelo (los astronautas pueden trabajar en cualquier posición), el área utilizable es un bien preciado y la NASA quiere aprovecharlo al máximo.

Con esta idea en mente, la NASA hizo un encargo a el Laboratorio Draper: desarrollar una tecnología para seguir los movimientos de los astronautas durante el día a día de la Estación Espacial Internacional. El invento servirá para entender cómo utilizan el espacio disponible en la nave. En un futuro, estos datos serán esenciales para diseñar estaciones espaciales más inteligentes.

Draper está probando un prototipo en el Centro Espacial Jonhson, que tiene una maqueta a tamaño real de la ISS. El dispositivo es un wearable con sensores ópticos que determina la ubicación del astronauta a través de los objetos del entorno. El reto está en detectar también la orientación, ya que a gravedad cero los astronautas se desplazan en tres dimensiones.

Advertisement

En el vídeo puedes ver una demostración de la tecnología de Draper que pronto veremos en la ISS. Con la tripulación de la Estación Espacial Internacional usando el dispositivo a diario, la NASA podrá realizar modelos tridimensionales del uso que le dan a su hábitat.

La principal motivación para esta investigación es la Misión a Marte:

“Los astronautas van a pasar varios meses en una nave espacial relativamente pequeña durante los trayectos hacia y desde Marte. Lograr una mejor comprensión de cómo utilizan la ISS puede ayudar a la NASA a asegurarles un diseño que se adapta al equipo adecuado y les permite hacer su trabajo diario tan eficientemente como sea posible” Kevin Duda, investigador principal de Draper en este estudio.

La NASA planea enviar astronautas al planeta rojo de aquí a 2030. [Draper]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)