El ocho de septiembre fue un buen día para navegar. Ese día, la NASA capturó un momento muy poco común en el mundo de la meteorología. En nuestro planeta siempre hay tormentas tropicales, huracanes y otros fenómenos meteorológicos violentos en alguna parte del mundo, pero ese día no. Aunque no lo parezca, ese día los cielos de todos los mares estaban en calma.

La imagen fue tomada mediante los satélites meteorológicos VIIRS y Suomi NPP, y muestra los océanos Atlántico, Pacífico e Índico libres de otra cosa que no sean nubes y pequeñas tormentas locales de poca importancia. Para el día nueve, la tormenta tropical Humberto ya se había formado cerca de las islas de Cabo Verde pero, al menos, el planeta nos regaló un día de tregua que quedará inmortalizado en esta imagen. [NASA]