Samsung ha dicho adiós al Galaxy Note 7 después de casi dos meses en medio de denuncias de terminales que explotaron y se incendiaron debido a una falla técnica relacionada con la batería. Hemos visto un sinfín de fotos pero no habíamos podido presenciar un Note 7 en pleno proceso de arder, hasta ahora.

Desde AP han publicado un vídeo que fue capturado por una cámara de seguridad en medio del salón de una casa en Hawái, en el que una pareja entra en pánico al ver cómo su nuevo Galaxy Note 7 comenzaba a desprender una nube de humo mientras lo utilizaba.

El humo fue tan abundante que Dee Decasa, propietaria del terminal, incluso se desmayó debido a inhalarlo. Al presenciar esta situación, incluso en vídeo, podemos percatarnos de que el riesgo es muy serio y entender por qué Samsung incluso incluyó una caja antincendios en el kit de devolución del Note 7. Y ni hablar del peligro que supone llevar uno en un avión. [Associated Press vía Verge]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.