Un grupo de buzos expertos se encontraba explorando la profundidad del océano en las cercanías de Batangas, Filipinas. Durante su paseo se desarrolló un terremoto de magnitud 5,7 en la escala de Richter, y pudieron grabar cómo se vive una de estas sacudidas desde el fondo del mar.

El terremoto sucedió el pasado 8 de abril, día en que estos buzos se proponían a descender hasta los 42 metros y permanecer 20 minutos en el fondo del mar. Fue entonces cuando se llevó a cabo el terremoto.

Advertisement

La sacudida se sintió como si un motor de alguna embarcación se encontrara sobre ellos, según comentan a Newsflare:

“También escuchamos los temblores de las rocas bajo nosotros y sentimos la onda sísmica. Nos lastimó los oídos. El suelo marino se movió arriba y abajo y después vimos todas las rocas caer”.

En el vídeo se puede ver cómo toda la arena del fondo del mar se mueve, debido al terremoto. Si de por sí vivir un acontecimiento como estos le puede poner los pelos de punta a cualquiera en la superficie, debajo del mar debe ser aún peor. [Newsflare / Jean Paul Rodriguez vía Univision]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.