Microsoft ya trabaja en la próxima versión de Windows 8, una actualización incremental que se conoce con el nombre de Blue y de la que se han filtrado las primeras imágenes. Colgadas en un foro sobre Windows, los pantallazos muestran nuevos tamaños de las baldosas (Live Tiles) y posibilidades de organizarlas, nuevas opciones de personalización (de colores e interfaz de usuario, por ejemplo) y la posibilidad de colocar aplicaciones una al lado del otra con el mismo tamaño para facilitar la multitarea.

Blue, la próxima versión de Windows, confirma el compromiso de Microsoft de pasar de grandes lanzamientos cada 2-3 años a un ciclo de actualizaciones graduales cada 12-18 meses. La compañía quiere así alinear las actualizaciones de Windows Phone, Windows Services, Windows 8 y Windows RT. Todo coordinado, todo a la vez.

Advertisement

Las imágenes filtradas muestran cambios en la barra lateral de tareas Charms, como nuevas alternativas para compartir imágenes en el apartado "Compartir". Habrá también opciones adicionales de SkyDrive e Internet Explorer 11 vendrá por defecto en esta próxima actualización.

En general, estamos ante una batería importante de cambios, pero nada revolucionario, sino mejoras incrementales de usuario de interfaz y personalización. Justo lo que busca Microsoft. Debajo, un vídeo que muestra los cambios (en polaco, pero sirve para hacerse una idea) y algunas imágenes adicionales filtradas. [WinForum ]