Jack Beveridge y Joshua Lake se presentaron ante una clase de niños de siete años y les dieron una instrucción muy sencilla: Dibujad una silla. Después, estos dos estudiantes de la Universidad de Kingston selecionaron los mejores diseños y los llevaron a la práctica.

El resultado lo podéis ver sobre estas líneas. La silla Daniel The Menace y la mecedora con pecera incorporada son dos piezas de diseño dignas de estar en un museo o en una tienda de decoración. Beveride y Lake tienen intención de seguir adaptando otros diseños en el futuro, pero estos dos ejemplos son un excelente punto de partida. [Creative Review via Designboom]