Hay un buen puñado de compañías de efectos especiales que trabajan para la serie Juego de Tronos. Pixomondo es una de ellas. Concretamente es la encargada que una especie de fregona de color verde se convierta en uno de los temibles dragones de Daenerys Targaryen.

La "fregona", que tiene la vaga forma de una cabeza de dragón, es en realidad un objeto de referencia para que los actores puedan orientarse y sepan la posición del dragón en la escena. Sobre ella se añade el modelo tridimensional de la criatura, creado desde el esqueleto hasta los músculos y la piel para rematar con la iluminación de la escena.

Advertisement

La técnica utilizada por Pixomondo no es nueva en absoluto, pero nunca deja de fascinar cómo los especialistas en CGI son capaces de crear hermosos mosntruos y hacerlos formar parte de una escena con perfecta naturalidad. [Pixomondo vía Sploid]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)