Nos arriesgamos a decir que, a menos que ya hayáis visto este vídeo, será la primera vez que vais a oír un instrumento como este. Parece un piano, pero no lo es. Se llama Viola Organista y fue diseñado por Leonardo Da Vinci hace más de 500 años. Da Vinci nunca llegó a fabricarlo, pero el pianisa y Luthier polaco Slawomir Zubrzycki lo ha construido siguiendo las indicaciones del maestro.

Zubrzycki ha invertido más de 5.000 horas a lo largo de tres años para finalizar el que se considera como el primer prototipo funcional de la Viola Organista, ya que no hay constancia de que nadie lo haya fabricado antes. Existen algunas intentonas bastante fieles, como la del japonés Akio Obuchi, pero no siguen fielmente los planos de Da Vinci.

Advertisement

El instrumento se asemeja a un piano y se toca igual pero, en vez de golpear las cuerdas, el mecanismo interno las frota mediante unas ruedas dentadas que giran y producen un sonido como el de un violonchelo.

El resultado de este mecanismo es una fantasmal fusión entre chelo y órgano. Slawomir Zubrzycki ha ofrecido el primer concierto de Viola Organista en la Academia de la Música de Cracovia, en Polonia, y suena así de bien. [The Age]