Varias líneas aéreas han comenzado a sustituir los manuales de operaciones de las compañías y las referencias de aeropuertos (cartas de aproximación) por iPads. Normalmente en el maletín de un piloto hay unos 18 kilos de libros de consulta necesarios, por ejemplo, para saber la configuración de aterrizaje de un aeropuerto determinado o cómo reaccionar en caso de que haya un problema.

Ahora toda esa información puede almacenarse en un iPad montado sobre un soporte especial para consulta rápida. Hay muchas ventajas asociadas al uso de tabletas y aunque para muchos puede parecer un procedimiento menos seguro (¿qué pasa si se cae la tableta o se queda sin batería?) en realidad es una alternativa bastante más conveniente. Hay menos objetos en la cabina y los pilotos no necesitan desplegar grandes mapas. La información es mucho más fácil de encontrar y la tableta, además, puede mostrar el tiempo atmosférico durante la aproximación u otros datos de interés. [Gadling]