La noche del domingo 11 de diciembre, una impresionante bola de fuego recorrió toda la parte sur de España. El meteorito pudo ser visto desde cinco observatorios distintos. Ahora, los astrónomos buscan posibles lugares de impacto para recuperar fragmentos.

El primer observatorio en avistar el meteorito fue el de Calar Alto, en Almería, a las 22:25. Poco después la bola de fuego fue captada por las cámaras del proyecto SMART, una infraestructura destinada precisamente a la detección de este tipo de bólidos. Diferentes estaciones de vigilancia de Toledo, Granada y Sevilla tomaron imágenes del fenómeno. La bola de fuego pudo ser vista desde prácticamente toda la mitad sur del país.

Según cálculos del departamento de astronomía de la Universidad de Huelva, el meteorito pasó por la atmósfera a una velocidad de 72.000 kilómetros por hora. Se cree que la mayor parte de su masa de desintegró, pero los investigadores están calculando su trayectoria exacta por si podría haber restos que hayan llegado al suelo a su paso. [CAHA vía El Confidencial]

Advertisement