Enviar un rover a la Luna, hacerlo recorrer un mínimo de medio kilómetro, tomar fotos y vídeo en alta definición y enviarlas a la Tierra. El primero que logre eso antes de diciembre de 2017 ganará los 20 millones de dólares del premio Lunar XPrize. El último contendiente en apuntarse no es otro que Audi.

El premio Lunar XPrize, también conocido como Moon 2.0, es una carrera científica impulsada por la propia Google. Su objetivo es situar un Rover teledirigido en el cráter Littrow en un punto lo más cercano posible al lugar donde aterrizó la misión Apolo 17. Existe un segundo premio de cinco millones de dólares para el equipo que logre hacer aterrizar su Rover en segundo lugar.

No es algo tan sencillo como diseñar y fabricar un Rover. También hay que gestionar los pormenores del lanzamiento. Hasta ahora solo hay dos compañías que ya han contratado este detalle: la compañía californiana Moon Express y una organización sin ánimo de lucro israelí llamada SpaceIL.

Advertisement

Advertisement

La propuesta de Audi se llama Lunar Quattro y es un rover de aluminio bastante grande (35 kilos) dotado de cuatro ruedas que se mueven libremente en 360 grados, y un sistema de placas solares que puede orientarse para captar la máxima cantidad de luz solar.

Se da la circunstancia de que Audi no va a competir directamente para llevar el rover a la Luna. El fabricante de vehículos de lujo cederá su diseño a un equipo llamado Part Time Scientists que compite con los otros dos por ser los primeros.Veremos si lo consiguen. En este vídeo publicado en junio dan ofrecen una introducción a su candidatura. [PT Scientists vía Regal Tribune]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)