En el futuro, un grupo de astronautas viaja a un planeta recóndito en busca de vida, y lo que encuentran es una misteriosa nave abandonada en su órbita. La premisa puede resultar manida, pero el diseñador y realizador ruso Andrey Klimov ha utilizado esos ingredientes iniciales para cuajar un corto de animación computerizada realmente soberbio.

Con un estilo que recuerda a la saga Halo, Azarkant consigue mantenernos pegados a la pantalla durante sus cerca de ocho minutos de duración e incluye, como buen corto de cicncia-ficción, un final muy intrigante. Esperamos que Klimov consiga fondos para continuar el proyecto. [Vimeo]