Barnes & Noble podría dejar de invertir en su eReader Nook. Según The New York Times, el problema es sencillo: no se venden. Barnes & Noble no abandonaría por completo el negocio del hardware, seguiría fabricándolos, pero no los actualizará, se centrará en su lugar en contenidos.