El último videoclip de Basement Jaxx narra qué pasaría si el mundo se olvidara de bailar y los científicos tuvieran que buscar una solución desesperada. Teniendo en cuenta la ambientación japonesa, esa solución no podía ser otra que el trasero robótico perfecto. Sí, sabemos que todo esto suena muy raro, pero el vídeo merece la pena.

Never Say Never explora el mundo de la robótica o la captura de movimientos desde una perspectiva desenfadada, y no exenta de sus dosis de picardía. Si algún día la humanidad se ve obligada a diseñar un robot para emular el provocativo baile conocido como twerking, será algo muy parecido a esto. Por otra parte, la canción es todo un hit de música electrónica. Este es el vídeo. [vía Spotify, iTunes]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)