¿Has notado algo raro en tu cuenta de Instagram? Más concretamente, ¿algo como imágenes de macedonias, frutas sueltas o batidos que no habías publicado? Si la respuesta es afirmativa, estás entre el grupo de usuarios del popular servicio para compartir fotos que en las últimas horas han visto hackeadas sus cuentas.

La liebre saltó en Twitter donde bastante gente ha comenzado a quejarse de que sus cuentas en Instagram han sido hackeadas. Todos reportan más o menos lo mismo: que se han encontrado con imágenes de frutas y batidos no subidas por ellos, cada una acompañada por un texto que explica que el usuario ha comenzado una nueva dieta. Además los afectados también comentan que les han colado un enlace en la página de la biografía del perfil.

Dicho enlace intenta imitar URLs legítimas de la BBC, pero son falsos. Al parecer los dominios usados en ellos -al menos dos diferentes- fueron registrados específicamente para usarlos en el ataque.
Por el momento no está claro cuántos usuarios se han visto afectados, ni de qué países o si el ataque sigue. Tampoco sabemos cómo lo han logrado, si accediendo a los servidores de Instagram, obteniendo las contraseñas con fuerza bruta o mediante cualquier otra técnica como inyección SQL.
Por otro lado esto no es nuevo. En junio de 2013 Instagram sufrió otro ataque idéntico a este. En aquella ocasión el número de perfiles intervenidos fue importante y la compañía reaccionó bastante rápido así que imaginamos que en las próximas horas hablarán sobre este nuevo episodio.
Mientras tanto, los consejos de siempre: si te han hackeado la cuenta, reestablece la contraseña. Y si no te han hackeado, no piques en ningún enlace de perfiles de Instagram hasta que se aclare el asunto. [The Verge]