Recientemente asistimos a unas declaraciones del responsable de contenido de Netflix, Ted Sarandos en las que declaraba que allí donde se instala Netflix baja la descarga por Torrents. Sarandos también exaltaba el trabajo de su compañía al ofrecer opciones legales a la piratería. El caso es que las declaraciones no han sentado nada bien a Matt Mason, vice presidente de marketing de BitTorrent, que ha escrito una respuesta en la que le pega a Netflix un buen repaso.

La carta comienza por explicar a Sarandos que los torrent no son sinónimo de piratería, sino un protocolo de internet usado para tráfico de datos pesados por empresas como Facebook, Blizzard, Twitter, o investigadores del genoma humano y del LHC.

Advertisement

Mason reconoce que los torrent pueden ser usados para transferir archivos protegidos por copyright de manera ilícita, pero ni son una web de enlaces, ni promueven su uso para este fin. Para ilustrar su afirmación, Mason contabiliza los archivos con contenido original y legal que se mueven en el ecosistema torrent, que ascienden a dos millones frente a los 60.000 de Netflix.

En cuanto a las afirmaciones de que donde va Netflix bajan los torrent, Mason ha revelado que en 2009 BitTorrent desarrolló, por su cuenta y sin que nadie se lo pidiera, MicroTP, un protocolo de balanceo de tráfico que regula la circulación mundial de archivos torrent en las horas punta precisamente para que servicios como Netflix puedan funcionar mejor.

'Somos ingenieros y científicos, no piratas' matiza Mason 'y tratamos de hacer que internet sea sostenible, y facilitar la computación distribuida y el tráfico de conocimiento'. Os mantendremos informados de si Sarandos aporta algo más en este debate después de lamerse las heridas [BitTorrent Blog].