BlackBerry ha presentado hoy los resultados de su primer trimestre fiscal (T1 de 2014, de abril a junio) y hay buenas y malas noticias. Lo bueno: ha logrado aumentar el número de smartphones distribuidos de 6 millones en el trimestre anterior a 6,8 millones (un 13% más, aunque, ojo, son "distribuidos", no necesariamente vendidos a cliente final). Lo malo: sigue en pérdidas, un total de 84 millones de dólares para el trimestre.

Los resultados no son negativos, ya que BlackBerry ha logrado ingresar 3.100 millones de dólares en el trimestre (eso sí, por debajo de las expectativas de los analistas). Pero tampoco muestra un claro punto de inflexión en la evolución de la canadiense. Y menos cuando su rival más directo ahora mismo, Windows Phone, va ganando poco a poco cuota de mercado (tiene un 6% en Europa, según IDC).

Advertisement

BlackBerry tiene todas las esperanzas puestas en el éxito del Z10 y el Q10, aunque presentará más terminales en lo próximos meses. Por cierto, si esperabas que BB10 llegara a la tableta PlayBook, no va a ocurrir. El consejero delegado de BlackBerry, Thorsten Heins, ha confirmado que por motivos de "usabilidad y funcionamiento", los PlayBook no se actualizarán a BB10. No, no es la primera vez que Heins desprecia los tablets. [BlackBerry]

Foto: AP