Es uno de los mayores peligros para un ciclista: no ser visto por los conductores de coches, autobuses o camiones que están a punto de girar. Por la noche el riesgo es aún mayor. Es el problema que la start-up británica Blaze quiere solucionar con un ingenioso invento: un láser que proyecta en la carretera el símbolo de una bici a 6 metros de distancia, avisando que detrás, justo detrás, viene un ciclista que tal vez nadie ha visto.

Se llama Blaze Laserlight y es un aparato del tamaño de una pequeña linterna que se ajusta al manillar de la bici. Es resistente al agua y tiene doble función: sirve de luz LED frontal y además proyecta con láser en la carretera un símbolo de una bicicleta a unos 5-6 metros de distancia de la bici. Una forma de avisar a los vehículos delante que viene una bicicleta y deben extremar la precaución si van girar, cambiar de carril etc.

El láser se ve a la perfección durante la noche, pero también llama la atención durante el día, aunque con la luz parece menos efectivo. Según sus creadores, la batería dura unas 13 horas en modo parpadeo tanto del láser como de la luz LED, o en modo "siempre encendido", sin parpadeo de ambas luces, lo que consume más batería. Se carga con USB y está diseñado en aluminio. Se puede reservar ya online, por 150 euros/200 dólares, y los envíos comenzarán en Marzo.

Blaze es una start-up con sede en Londres, una de las ciudades europeas con mayor número de ciclistas muertos en la carretera por accidentes. El año pasado murieron en Reino Unido 118 ciclistas, la mayoría en zonas urbanas. Documentales recientes como "Guerra en las carreteras británicas" han puesto de manifiesto este problema. Un problema que ideas como esta linterna láser aspiran a solucionar. Ojalá lo consiga. [Blaze vía The Red Ferret Journal]