El departamento legal de Blizzard acaba de ordenar el cierre de un servidor en el que estaban inscritos 800.000 jugadores y que tenía nada menos que 150.000 usuarios activos en el momento de su clausura. No, no es que se hayan vuelto locos. Simplemente era un servidor independiente en el que se jugaba a la versión original de World of Warcraft.

Nostalrius comenzó como la iniciativa de 30 fans del juego. Su objetivo no era librarse de pagar las cuotas del juego oficial. Montar un servidor propio era la única manera de volver a jugar a World of Warcraft en su versión original (la 1.12). Se trata de la edición “vanilla” del juego. Es anterior a 2006 y no tiene el contenido de ninguna de las expansiones posteriores.

Advertisement

Advertisement

Los creadores de Nostalrius explican que su proyecto no tiene ningún ánimo de lucro y que simplemente querían volver al World of Warcraft original por pura nostalgia, pero la decisión de Blizzard, comunicada legalmente en Estados Unidos y Francia, es firme.

La comunidad de fans del servidor no ha reaccionado muy positivamente a la noticia, sin embargo, tienen en sus manos la poibilidad de resucitarlo. Aunque los promotores originales de Nostalrius no crearán otro servidor, han liberado todo el código fuente necesario para hacerlo, así como un sistema de jugadores anónimos que cifra los datos de los usuarios. Como ellos mismos han dicho en un comunicado de su página web: el futuro de Nostalrius está en manos de la comunidad. [Nostalrius vía Kotaku]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.