La historia se remonta a comienzos de los 90, aunque hasta hace unos años no se tenían los bocetos con los que la ciudad de Las Vegas estuvo a un paso de llevar a cabo el sueño de todo trekki y una de las construcciones más épicas de la historia: la realización a escala real de la nave Enterprise de Star Trek.

http://es.gizmodo.com/pioneros-del-c…

Como decíamos, nos encontramos en el año 1992, una época (y década) en Las Vegas donde llegaban nuevos inversores a la ciudad de los casinos, un momento donde la avenida principal de Las Vegas estaba perdiendo dinero y turismo y se necesitaba de ideas que renovasen el parque lúdico del juego en Estados Unidos. Esta fue la razón de que se iniciase un concurso para presentar una nueva atracción en el Dowtown de la ciudad.

Advertisement

Advertisement

Bajo esta premisa apareció el estudio Gary Goddard Group con una idea brillante. Una propuesta que llevaría a cientos de fans y turistas atraídos por la experiencia de encontrarse con el parque temático Star Trek Experience (luego lanzado independientemente en 1998), todo un centro lúdico dedicado exclusivamente al universo de la icónica obra.

La Enterprise a escala real, el proyecto que no se hizo realidad

La propuesta incluía como proyecto estrella la realización de la nave Enterprise a tamaño natural, lo que supondría un modelo aproximado del tamaño de la Torre Eiffel de alto y en cuyo interior se incluirían todas las réplicas de las habitaciones y áreas de la producción. La idea era también crear un elemento icónico de Las Vegas al igual que puede ser la Torre Eiffel en París, un “monumento” que la distinguiese desde un avión o como imagen de postal.

Dentro de la Enterprise se llevarían a cabo actuaciones y representaciones en directo relacionadas con el universo Star Trek. Además, se incluirían una serie de visitas y tours con los que acceder a diferentes estancias a modo de museo. Así que con estos mimbres acudieron a Paramount, quienes comunicaron a Goddard que no habría ningún problema en conseguir la aprobación del presidente del estudio una vez el proyecto estuviera aprobado (estaba estimado en 150 millones de dólares de la época).

Ocurrió que la obtención de la aprobación final por parte de Paramount no era tan fácil como se había dicho al comienzo. La razón era que el visto bueno final debía pasar por Stanley Jaffe, el presidente y CEO de Paramount Communications, y Jaffe, desgraciadamente para los millones de fans de Star Trek, no estaba interesado en semejante construcción.

Esta historia se supo en el 2012, pasados muchos años, a través de Gary Goddard (jefe del grupo Goddard), quién escribió la historia fallida de esta mega construcción que nunca se hizo realidad junto a los bocetos de la misma. En la publicación de la historia también contarían cómo y porqué razón Stanley Jaffe les comunicó la negativa a una nave Enterprise a escala natural:

Sponsored

Ustedes saben que esto es un gran proyecto. Un proyecto donde se trata de construir la Enterprise a gran escala en el corazón de Las Vegas. Y si bien por un lado suena emocionante, por el otro no puede o debe ser una gran idea para nosotros (Paramount). En el negocio del cine, cuando producimos una gran película y es un fracaso, durante unas semanas o meses tenemos mala prensa, pero luego se acaba, llega la siguiente película y todo el mundo se olvida del pasado. Pero esto…. Esto es diferente. Si este proyecto no funcionara, si esto no fuera un éxito, estaría ahí para siempre.

Recuerdo (habla Gary G.) que en ese momento pensé: Dios mío, este hombre no lo entiende… pero Jaffe continuaría explicándose: Yo no quiero ser el tipo que sea recordado como el que aprobó el proyecto que resultó un fracaso de estas dimensiones y que perduraría para siempre en Las Vegas.

Así que finalmente el plan fue desechado y se aprobó en su lugar otro bajo el nombre de Fremont Street Experience. Esta es la historia y la razón por la que un modelo de la nave Enterprise a escala natural no existe, y de paso, ya sabemos a quién culpar de semejante herejía.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)