¿Tienes la sensación de que las aerolíneas cada vez recortan más el espacio para meter las piernas entre asientos? No eres el único. Una asociación llamada Flyer Rights lleva años presionando para que se regule, y acaba de lograr que un juez les de la razón.

Lo cierto es que la reducción de espacio entre asientos no es para nada imaginación del pasajero. Flyer Rights ha aportado evidencias de que la anchura de asientos se ha reducido de 47 cm a comienzos de los 2000 a poco más de 43 en 2005. El espacio entre asientos se ha llevado la peor parte. Según la asociación, el espacio entre asientos (de respaldo a respaldo) se ha reducido 10 centímetros de media, pasando de 89 cm a solo 79. En algunas aerolíneas el espacio ha mermado hasta los 71 cm.

En 2015, Flyer Rights solicitó a la Administración Federal de Aviación (FAA) que tomara cartas en el asunto, pero la institución desestimó la petición. En marzo de este año, el congreso consideró la posibilidad de introducir una distancia mínima entre asientos, pero el senado rechazó de nuevo la medida en abril.

Advertisement

Hartos de que ni la FAA ni los políticos hicieran caso, los responsables de Flyer Rights llevaron el caso a los tribunales. La juez de Washington Patricia Millet ha fallado en su favor y ha emitido una sentencia pionera que obliga a la FAA a investigar el actual espacio entre asientos y a emitir una regulación en caso necesario (sin que el congreso ni el senado puedan hacer nada al respecto). La sentencia no obliga a la administración a imponer un espacio mínimo a las aerolíneas, pero sí a investigar si el espacio actual realmente puede ser perjudicial para la salud de los pasajeros.

Flying Rights así lo cree. La organización asegura que la reducción del espacio disponible para mover las piernas aumenta el riesgo de sufrir accidentes vasculares. La sentencia a su favor podría acaber en la primera regulación al respecto y en una sonora bofetada a las aerolíneas. [vía CNN Money]