La Comisión Europea acaba de confirmar una multa de 561 millones de euros (731 millones de dólares) a Microsoft por no dar elección de navegador a los usuarios en el Service Pack 1 de Windows 7 y forzar a utilizar Internet Explorer. Microsoft introdujo una elección de navegadores en marzo de 2010, pero retiró esa opción en el SP 1 de Windows 7 un año más tarde. Alegó en un error técnico, pero la UE ha sido inflexible: multa.

El pasado julio, la Comisión Europea comenzó las investigaciones sobre Microsoft y a finales de año había llegado a la conclusión de que la compañía había infringido la ley europea.

Advertisement

La multa impuesta hoy de 561 millones de euros es bastante inferior a la de casi 900 millones impuesta en 2004 y se queda muy lejos de los 6.000 millones de euros que hubiera supuesto pagar el 10% de sus ingresos en 2012. De alguna manera, se han tenido en cuenta las alegaciones impuestas por Microsoft para justificar el "error".

Aún así, se trata de una multa ejemplarizante, una señal clara de que la UE no va a permitir prácticas monopolísticas en el sector tecnológico.

Está por ver qué ocurrirá con Google y las investigaciones pendientes con la Comisión.

Joaquín Almunia, comisario europeo de Competencia, ha asegurado en una rueda de prensa que el incumplimiento por parte de Microsoft supone una "seria ruptura" de las leyes. "Espero que esto haga pensar dos veces a las compañías antes de incumplir sus obligaciones internacionales", dijo. [Comisión Europea y BBC]

Foto: AP