Ilustración del gran diluvio. Imperial College London/Chase Stone

Puede que nunca te lo hayas planteado, pero hubo un tiempo, mucho antes de que la mitad del pueblo británico votará por marcharse, en el que Gran Bretaña se separó para siempre de Europa (geológicamente hablando). Ahora sabemos de qué forma ocurrió la primera la ruptura.

Se trata de un nuevo estudio que han presentado varios investigadores del Reino Unido, Francia y Bélgica y que se ha publicado en Nature. Un trabajo que revela de qué forma las cascadas gigantes y un gran diluvio lograron cortar la conexión que existía a Francia, lo que acabó resultando en la creación de la isla de Gran Bretaña y ese foso acuoso del canal de la Mancha.

Advertisement

Según ha explicado Sanjeev Gupta, profesor de ciencias en el Imperial College de Londres y coautor de la investigación:

Una serie casual de eventos geológicos preparó el escenario para que Gran Bretaña se convirtiera en una isla. Si no fuera por estos acontecimientos, en cierto sentido la historia de Gran Bretaña habría sido completamente diferente, sin esa separación Gran Bretaña habría permanecido unida al norte de Francia y conectada de forma sencilla al resto de Europa.

Para llegar a esta conclusión los investigadores han reunido una serie de teorías y estudios previos sobre el fondo marino del Canal, en este caso con la inclusión de nueva cartografía de alta resolución del paisaje marino del paso de Calais (estrecho de Dover) con el que han logrado desentrañar cómo ocurrió la separación. Para Sanjeev la cartografía “realmente nos dice acerca de los detalles de cómo ocurrió, algo que sólo habíamos adivinado anteriormente”.

Historia del Brexit geológico

Brexit 1.0. Imperial College London/Sanjeev Gupta y Dr Jenny Collier

Por tanto y en base al nuevo estudio, hace unos 450.000 años Gran Bretaña estaba conectada a Francia por una larga y rocosa corteza terrestre de aproximadamente 32 km de largo, detrás de la cual había un gran lago, probablemente salpicado de icebergs, con hielo que se extendía por lo que ahora es el Mar del Norte. Según Sanjeev:

Habría sido un paisaje dramático. El Canal mismo habría estado seco, excepto por los pequeños ríos, mientras que la tierra circundante habría cambiado. Un lugar frío, gris, rocoso, con vegetación muy, muy escasa, como Svalbard o Siberia.

En algún momento aquel dique comenzó a desbordare. ¿Las razones? Es posible que como resultado de la fusión de la capa de hielo, quizás fuera otra razón. En este caso el investigador apunta que:

Encontramos estos agujeros enormes, con grandes depresiones y erosionados en la roca en el estrecho de Dover, y creemos que la mejor explicación para esto es que éstas eran piscinas de inmersión gigantes, piscinas formadas por cascadas del agua del lago que se hundían sobre el dique.

Estos agujeros llenos de sedimentos eran enormes, alcanzando hasta 140 metros de profundidad y 4 km de diámetro y abarcando una línea que atravesaba el fondo marino. Lo cierto es que hace 10 años ya se habían aportado algunos datos geofísicos de valles gigantes en el lecho marino a la altura del Canal de la Mancha. El nuevo estudio es la primera evidencia clara de que son los restos de inmensas piscinas y la explicación de cómo se rompió la cresta.

Advertisement

Advertisement

Los investigadores cuentan que la erosión de la cresta junto al agua rompió (al menos parcialmente) la estructura de la presa, liberando el agua del lago que posiblemente talló algunos de los valles previamente encontrados en el centro del Canal. Por tanto, el análisis de los nuevos datos revela los detalles de un enorme valle, uno grabado en el fondo del mar que corre desde detrás de la ubicación de la antigua cresta rocosa en el Canal de la Mancha y que conecta con los valles en el centro de propio Canal. Eso, dicen los investigadores, sugiere que fue formado por un enorme diluvio, posiblemente hace unos 160.000 años durante otro período glacial.

Para Sanjeez no hay duda, la ruptura de esta especie de puente de tierra entre Dover y Calais fue indiscutiblemente uno de los eventos más importantes en la historia británica. La naturaleza puso la primera pica para construir y moldear la identidad como nación. Fue la primera vez que Gran Bretaña se separaba de Europa. [Nature vía The Guardian]