Foto: Elaine Thompson / AP Images.

En Estados Unidos siguen muriendo cachorros de focas porque humanos se los llevan al pensar que “fueron abandonados”. Esto es un gran recordatorio de algo que debería ser considerado sentido común por las personas: nadie que no esté preparado para ello debe interactuar con la fauna silvestre.

Durante las últimas semanas varios casos llamaron la atención de las autoridades estadounidenses. El primero se trata de una mujer en la playa de Westport, Washington, que se llevó en una bolsa de tela a su casa una foca bebé al creer que “su madre la había abandonado”, pero al llegar a casa se percató de que no tenía idea de cómo cuidarla por lo que llamó a un acuario local para pedir ayuda.

Advertisement

Advertisement

Al momento de llegar los trabajadores del acuario la foca bebé estaba tan estresada y traumatizada que los veterinarios decidieron aplicarle eutanasia, dado que después de estudiar el caso encontraron que sería imposible regresarla a su hábitat natural o ni siquiera al acuario.

El otro caso sucedió en el estado de Oregon, donde una pareja encontró una foca bebé en la playa y, de nuevo, pensaron que su madre la había abandonado allí. La llevaron a su casa y la colocaron en su ducha, para luego llamar a las autoridades. Horas más tarde los expertos la regresaron a su hábitat natural estando muy estresada, y lamentablemente la encontraron muerta horas después.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA) está intentando informar a todas las personas y viajeros que se acerquen a las playas durante este verano que no deben, bajo ningún motivo, interactuar con la vida salvaje. Si creen que a un animal le sucede algo lo mejor que pueden hacer es llamar a las autoridades y expertos, no entrar en contacto con ellos ni muchísimo menos tocarlos.

Sponsored

Las palabras de la NOAA no podrían ser más claras en este tema: “la mayor oportunidad que tienen los animales salvajes para sobrevivir es mantenerse salvajes, no ser alejados de su hábitat natural”. Solo esperemos que más personas sigan este consejo y, sobre todo, menos animales mueran por negligencia de personas que no saben lo que hacen. [vía Popular Science]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.