La séptima temporada de Juego de Tronos está a punto de comenzar, y será el comienzo del fin de la serie. HBO tiene preparados solamente 7 episodios para este año y restarán seis para la octava y última temporada. Sin embargo, esos podrían durar mucho más de lo que estamos acostumbrados.

Aunque quedan pocos episodios para ver el final definitivo de la serie, la cadena de televisión tiene en sus planes que sean más largos de lo normal. Por ejemplo, aunque los primeros cinco episodios de la séptima temporada durarán entre 50 y 63 minutos (lo normal para la serie), los últimos dos episodios de 2017 durarán 71 y 82 minutos respectivamente.

Advertisement

Para la octava temporada, la cual podría retrasarse hasta 2019, este será el nuevo estándar en cuanto a la duración de los episodios.

“[...] Paula Fairfield, diseñadora de sonido [de Juego de Tronos], confirmó que el episodio final de la séptima temporada tendrá una duración de 82 minutos. Además, están considerando que cada episodio de la última temporada tenga la duración de un largometraje”.

Una de las responsables del sonido de la serie mencionó durante el panel de una conferencia que los productores ejecutivos, guionistas y responsables de la serie (showrunners) están considerando que cada uno de los seis episodios de la octava temporada dure tanto como una película, o lo que es lo mismo, más de 80 minutos.

Advertisement

Esto significaría que, después de todo, la última temporada de la serie duraría tanto como las anteriores de 10 episodios, solo que la duración estaría dividida en solo seis semanas, noches en las que nos prepararíamos para ver “películas” de Juego de Tronos, en lugar de episodios. [David Chen / Deadline vía Mashable]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.