Foto: AP

Después de saltarse semáforos y de poner en peligro la circulación de los ciclistas, California ha dicho basta. El Departamento de Vehículos a Motor de ese estado ha eliminado el registro de los taxis autónomos de Uber, lo que a efectos prácticos significa que tienen que volver al garaje.

La medida viene después de que las negociaciones entre Uber y la administración llegaran a un punto muerto. El Departamento de Motor amenazó a la compañía con sanciones legales si no retiraba los taxis experimentales porque no contaban con el permiso para circular de manera autónoma. Uber alegaba que no son completamente autónomos porque siempre hay una persona supervisando la conducción. Mientras tanto, los promocionaba como autónomos en su publicidad. Finalmente, tráfico ha ordenado la retirada del registro de los vehículos por no estar debidamente registrados como experimentales.

Advertisement

Advertisement

El alcalde de San Francisco ha mostrado su satisfacción por la media adoptada por el departamento de tráfico. En un comunicado, Ed Lee ha dicho:

Siempre he apoyado la innovación y el desarrollo y prueba de vehículos autónomos, pero debe hacerse bajo condiciones que antepongan la seguridad de las personas, sean ciclistas o peatones.

La administración ha dejado la puerta abierta para que Uber solicite los permisos pertinentes para sus vehículos autónomos. Sin embargo, la compañía ha rechazado la invitación. En un comunicado ha explicado que buscará otro lugar para sus pruebas. [vía Phys.org]