La banda de Chicago Ok Go es famosa por rodar vídeos musicales realmente increíbles y originales. Después de grabar en ilusiones ópticas y gravedad cero, el grupo ha creado un vídeo en cámara superlenta. Grabarlo solo necesitó de una toma de 4,2 segundos.

Parece fácil, pero no lo es en absoluto. Solo calcular de forma precisa los tiempos en los que había que iniciar cada evento del videoclip precisó de una tabla Excel de 25 columnas y 400 líneas. A los 4,2 segundos de explosión hay que añadir 16 más para sincronizar los labios y otros 3 segundos más en tiempo real. En cualquier caso, 23,2 segundos de rodaje es todo un récord se mire por dónde se mire.

En el vídeo tienen lugar 318 eventos simultáneos que van desde globos de agua explotando a guitarras explotando a... todo tipo de cosas explotando... Cada evento está rodado a diferentes velocidades que van desde los 60 a los 6000 fotogramas por segundo.

Advertisement

Advertisement

Para poder grabar todo eso se ha usado un set de 7 cámaras que se desplazan mediante brazos robóticos lo bastante rápidos para seguir la acción. Las guitarras, por cierto, son defectuosas. Las donó el veterano fabricante de instrumentos Fender y si no hubieran explotado en el vídeo, hubieran acabado en el contenedor de reciclaje. El vídeo usa sal de una compañía llamada Morton para recaudar fondos sobre una campaña solidaria del fabricante. [Ok Go vía The Verge]