Tratar de que la primera etapa de un cohete de de 54 metros de altura (unos 14 pisos), 3,6 metros de diámetro y 885 toneladas de peso aterrice sobre una plataforma flotante que mide 91 x 51 metros no es fácil. Y lo es aún menos si sopla un viento como el de hoy. El despegue se ha cancelado otra vez.

El propio Elon Musk ya advertía hace unas horas que el viento era demasiado fuerte como para que el Falcon 9 despegara en condiciones de seguridad. Finalmente, la velocidad del viento tanto a nivel del suelo como a 7.000 metros de altura ha sido excesiva, y SpaceX ha cancelado el lanzamiento. El próximo intento es mañana miércoles 11 prácticamente a la misma hora, o sea, a las 18:03 ET/Nueva York, 17:03 en México y 00:03 en la madrugada del jueves en España.

Advertisement

El cohete Falcon 9 de la compañía ya ha demostrado su capacidad para poner en órbita cargamentos. Hoy ha sido el satélite meteorológico DSCOVR, el pasado 10 de enero fue una cápsula Dragon con destino a la Estación Espacial Internacional. El auténtico reto con el que sueña Elon Musk es lograr que la primera fase del cohete vuelva sana y salva a tierra.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)